divendres, 26 d’octubre de 2007

Ojos Verdes, Miguel de Molina in Memoriam





Querido Gabriel,
Antes de recomendarte fervientemente este espectáculo déjame que apostille que es un trabajo hecho con todo el corazón y con talento aunque modesto de ejecución y montaje, pero no importa nada ya que retrata y evoca un mundo que no tenia ni lujo ni esplendor externo, el de los cafetines, barracas de feria y cafés concierto, un mundo y un ambiente que todo el arte lo tenias que descubrir a través de la mirada, el gesto y el desplante del ejecutante y bien…
Marc Vilavella es un joven de 27 años, según reza el programa salido del Institut del Teatre de Barcelona y el solito ha confeccionado una hora cuarenta y cinco minutos de gloria para evocar este mundo desaparecido que mencionaba más arriba y yo me pregunto como un muchacho tan joven puede haber obtenido información sobre la gestualidad, modales y maneras de la España del primer tercio del siglo XX ? Marc Vilavella incide en contarnos la vida a pinceladas de Miguel de Molina desde su nacimiento hasta la medallita que le otorgo el rey Juan Carlos antes de morir, además de haber escrito la pieza, la dirige e interpreta el papel estelar en muchos momentos de una manera magistral, yo no creo que esta pasión desenfrenada que muestra el autor-director-actor lo enseñen en el Institut del Teatre, he visto demasiados ‘bledos’ salidos de este centro, esto lo lleva él en la medula y en la sangre pero atención al resto del reparto que acompaña a Miguel de Molina en su conflictivo camino hacia el destierro, una gozada, talento a kilos, son buenísimas en el habla, el cante y el mirar, en fin yo no se ayer si estaba en el Espai Brossa o en la Bodega del Apolo, El Molino o en las variedades del cine Selecto de mi barrio
No te lo pierdas, desde los maravillosos espectáculos del Artenbrut que también trataban el tema no había visto nada con tanto genio y figura
De la información política que envuelve al personaje no te digo nada porque ya lo sabes todo tanto de él como de la usurpadora de la Piquer